jueves, 9 de agosto de 2012

Rico y pobre

Si yo fuera lo suficientemente rico 
como para acabar con toda desigualdad repartiendo mi riqueza, 
quizás y solo quizás, 
también sería demasiado pobre como para querer hacerlo.

ibso

¿quienes son los mercados? 

 Fotografía tomada prestada del blog "Galería fotográfica Faleroni".
Autor:©Bem

32 comentarios:

  1. Para repartir lo que se tiene no es necesario más que la voluntad de hacerlo. Yo no soy rica en dinero, pero reparto quizá más que los que lo tienen
    ¿y tu, predicas o repartes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos, e intento que sean con gratitud, humildad y sin juzgar.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. El rico no es aquel que mas tiene, sino quien menos necesita.

    Hay gente tan pobre que solo tiene plata.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo plata, Gaucho, también tienen poder, tanto que deciden nuestro destino y embargan el futuro de nuestros hijos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que verdad más grande Dios!!! hay muchos que sin tener grandes fortunas económicas tienen la posibilidad de poner un granito de arena en alguna playa necesitada y sin embargo no lo hacen.

    El dinero no compra nada de lo que de verdad necesitamos para vivir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tan intangible el valor del dinero que es capaz de comprar sueños, encadenar esperanzas, matar ilusiones o condenar a naciones enteras.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me gusta much esta antítesis que planteas
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Es que en el primer comentario puse la fórmula pero ningún enlace, y en el anterior puse un vídeo, y me salió bien.

    Gracias por enseñarme.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, a mi también me enseñaron.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Perdona, que he visto que me equivoqué en el primer comentario ¡pues sí que estoy buena yo hoy! quise decir que el pobre es el que menos tiene y el que más reparte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí lo dijiste bien en el primer comentario.

      Eliminar
  7. Sólo quien no tiene sabe compartir. Y desgraciado del que pasa de la pobreza a la riqueza olvidando sus orígenes porque se convierte en un miserable egoísta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que vivir con una opulencia que no bastarían un millón de vidas para ser "un pobre" como nosotros no solo es egoísta, es también suicida. Si se cambia la escala temporal, si se piensa en términos de diez generaciones (por poner una cifra), se entiende ese calificativo.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. "Ser pobre es malo, no tener dinero es peor"...y hay gente que predica demasiado sus bondades.
    Mis saludos, Ibso en este caluroso verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ser rico es bueno, tener dinero es mejor".
      Perdona que transcriba de esta forma tu comentario pero me gusta intentar ver lo positivo de todo.
      Si no tuvieran "efectos secundarios" estaría de acuerdo contigo.
      Vivir bien no tiene que ver con poseer mucho dinero. Poseer mucho más de lo que necesitas tiene que ver (a mi modo de ver) con el miedo a ser pobre.
      El reparto de riqueza no es el reparto del dinero sino que es el reparto del poder. Poder para alimentarte de lo que cultivas, poder para trabajar por un sueldo digno, poder para decidir sobre tu futuro, poder para no ser esclavo, poder para no tener amos, poder para dejar un mundo mejor a nuestros hijos del que heredamos.
      Si para que esto suceda debo tener menos dinero en mi bolsillo pues... un amo menos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Quizás sería lo más seguro... que siendo rico no quisieras repartir.
    Un beso de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dinero es un amo muy celoso, no quiere que sus amantes vean a nadie más que a sí mismos.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Este es un planteamiento muy sagaz y terriblemente realista, afortunadamente la riqueza no es cuestiónde "plata", sino de valores intrínsecos y de cuatro ideas medianamente claras envueltas en un manto de empatía global.
    Huy me ha salido de sopetón. Mi padre me enseñó que él era el hombre más rico del mundo porque no debía nada a nadie, había nacido desnudo e iba por el mundo vestido y con dignidad. ¿Qué más se necesita? Bssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me preocupa es que aquellos que son "pobres" de valores, sin dignidad humana y sin más ideales que la riqueza, son los que deciden, los que nos gobiernan, los hayamos elegido en las urnas o no.
      Un abrazote "manita"

      Eliminar
  11. Se puede ser rico en dinero,pero muy pobre de espirítu.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y casi siempre esto es una relación directa.
      Un saludo y gracias por seguir este humilde camino.

      Eliminar
  12. He estado leyendo los comentarios, y me ha gustado mucho el de Mariajesús. Muy aguda, como siempre. Pero me ha gustado mas, lo que tu le respondes.
    Acertadíssimo, brillante.
    Mi madre decia siempre, que no es más rico el que más tiene, sinó el que menos necesita. (pero el repartir, no lo nombra, jajaja!)
    Es broma, no me lo tomes en cuenta.
    Te envio un abrazo cálido, cálido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás lo de repartir (o mejor dicho: compartir) es algo que deberemos volver a aprender. No se trata de caridad, generosidad, ni siquiera empatía; se trata de puro egoísmo, ese que surge de la supervivencia.
      Un abrazote.

      Eliminar
  13. Que dificil situacion, repartamos lo que podamos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se trata de compartir, porque hay para todos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Qué complejo y qué sencillo puede ser todo. Regreso, tras mis vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es profesor.
      Espero que haya disfrutado y descansado mucho.
      Un abrazo

      Eliminar