viernes, 2 de marzo de 2012

Los herederos de la Tierra (X): manifestación.

El miércoles fui a mi primera manifestación. 

Lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de banderas que había: de partidos políticos, del 15 M, de los sindicatos, incluso una republicana y otra con la cara del Che Guevara. Muchas banderas - pensé - para un mal tan común. Esa es, supongo, la mayor de nuestras debilidades: la fragmentación y los partidismos.

Mientras caminaba y oía las consignas, las arengas y las manifestaciones contra las políticas de quienes nos gobiernan, no pude dejar de sentirme prisionero de una mentira; y que esa mentira distorsionaba, no solo mi visión de la situación, sino también la de todos y cada uno de los que estábamos allí. Esta sensación fue en aumento hasta llegar al destino, tras una marcha de tan solo 650 metros.

Fuimos entrando todos a la plaza, apretujados para hacer bulto y que las fotos se llenaran de gente. Allí empezó los micro-mítines de los organizadores y de algunos extranjeros traídos para dar lustre al evento; estoy seguro que muchos se quedaron con ganas de hablar y llevarse así, su trocito de protagonismo.

Pero todo esto es irrelevante. Lo que más me sorprendió fue confirmar, con cada palabra (de oradores y público) cuán equivocados estábamos. Se gritaba a los cuatro vientos "Huelga general". Se culpabilizaba de la situación de retroceso social y económico a "la derecha europea". Se demonizaba al partido gobernante, a su política de reformas y ajustes drásticos. Y yo seguía pensando que estábamos peleando contra molinos de viento, ilusiones y cortinas de humos para que nos destrocemos los unos a los otros en luchas que solo persiguen resolver las consecuencias pero que no atacan el problema real que las provoca. Se apunta demasiado bajo y con pólvora mojada.

Seguimos pensando en términos demasiado cercanos, demasiado locales (aunque sean nacionales). Seguimos usando métodos de lucha, de presión localizados en un solo país, para intentar cambiar una situación que desborda cualquier nación o continente. Mirad a Grecia, ¿de qué les ha servido a sus ciudadanos tantas huelgas generales?.

Soy el primero que está dispuesto a luchar, este blog es una muestra de ello, pero no podemos dejarnos llevar por el oportunismo de algunos o la insensatez de otros. Hemos de preguntarnos ¿quiénes son los responsables de esto?. ¿Quiénes se beneficiaron y se siguen beneficiando?. ¿Quiénes disponen e imponen las condiciones de ajustes a los humildes para seguir manteniendo el estatus de unos pocos?. Sus inversiones y sus beneficios deben garantizarse por encima de cualquier otra cosa. ¿Porqué nadie habla de la economía especulativa, esa que es diez veces superior a la productiva?, (esta última donde estamos los cinco millones de parados españoles, por decir algo). ¿Quién arrodilla a naciones enteras, a cualquier gobierno sin importar colores ni ideales, y nos hace esclavos, por extensión, a todos nosotros?.

Y tras conocer fehacientemente cual es el mal profundo que nos aqueja, buscar la unión con todos los vecinos del mundo, para afrontar esta lucha, pacifica y inexorablemente, entendiendo que es el futuro lo que está en juego.

Quizás alguno de l@s amig@s que leen esta humilde bitácora se haya preguntado porque llamo a esta sección "Los herederos de la Tierra". La respuesta es sencilla: el título es una ironía para el ser humano y tal vez, trasformándolo en pregunta, se entienda mejor.

Un abrazo y buenas noches.
ibso

15 comentarios:

  1. Hola Ibso: el banco central europeo ha "dado" antesdeayer, 530.000 millones de euros principalmente a entidades bancarias europeas. Un 20 % de los millones han venido a bancos españoles, al 1% de interés, para apoyarles en su salida de la crisis. Pero, ¿tu piensas que esos millones revertirán de los bancos a los pequeños inversores, a empresarios que necesitan pero ya mismo de crédito para sacar adelante sus negocios y no aumentar más el paro?.
    Mientras no fluya el dinero a los pequeños, no saldremos.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede solucionar un problema usando los métodos que lo provocaron. El dinero, el capital, la economía especulativa o los mercados son medios para hacer posible el mal que nos aqueja: la avaricia (sobre todo de poder). Cuando el reparto es cada vez más desigual, más para unos pocos, menos para cada vez más personas, luchar por las migajas no será la solución.

      Eliminar
  2. la lectura de lo que ocurre es sencilla a los sindicatos se les ha retirado bastante subvención se les ha retirado los cursos de formación que no se daban pero se cobraban,a los partidos políticos se les ha restringido las subvenciones.

    Todo eso se traduce en perdida económica y se tiene que manipular a la gente y sacarla ahora a la calle cuando durante 7 años no se han movido y la que han hecho fue pactada.

    Pero la corrupción y la manipulación de masas sigue y seguirá sigue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre, de una forma u otra terminará porque este camino no tiene futuro.

      Eliminar
  3. Hay bastantes vídeos por la red, sobre los selctos grupos que dominan el mundo y al servicio de los cuales estamos todos.
    Ellos provocan las crisis cuando les conviene y nosotros las padecemos.
    Pero, ya sabes aquella fábula:"Juntáronse los ratones/ para librarse del gato/ y después de largo rato/ y sabias disquisiciones/pensaron que acertarían en ponerle un cascabel/ que andando el gato con él/ librarse mejor podrían..." y yo también me pregunto"¿Quién de todos ha de ser/ el que se atreva a poner/ ese cascabel al gato?"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he creído que el cuento original terminara con esa pregunta. Si el planteamiento lógico es: o le ponemos un cascabel al gato para saber donde está o no se lo ponemos y seguimos como estamos, esperando que nos coma. Quizás la pregunta sería: ¿quién será el primero en intentar ponerle el cascabel al gato?. Y si el primer ratón fracasa y es comido, los demás no tienen más opción que seguir intentándolo, ¿no te parece?.

      Eliminar
  4. No sabes lo bien que te entiendo, bueno si, creo que si. Estamos perdidos manito, los que son como nosotros recibimos de todas partes con mucha honra, eso siempre, porque lo que pretendemos comunicar no está al nivel de la realidad común, y trascender, y funcionar a ese nivel.... ufff a la gente normalita le cuesta demasiado, quizás signifique reclamarles lo que todavía no poseen, pero nosotros en la brecha, "utópicos celulares". Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De muy pequeño ya me preguntaba como sería estar dentro de otra persona, o más bien, como sería ser otro: como pensaría, como sentiría, como viviría. Este afán de conocer el mundo desde el punto de vista, desde las vivencias más profunda de los demás, es lo que me hace cuestionarme todas mis creencias, toda mi "sabiduría", todo lo que soy o lo que seré.

      Este es mi particular camino hacia "LA VERDAD", hacia la sabiduría, y sé que es un camino demasiado largo para una vida; aún así, no encuentro otra manera mejor de gastar este tiempo que se me ha dado.

      Un abrazo manita.
      P.D.: Es grato saber que hay personas como tú, que hay otros "buscadores".
      ibso

      Eliminar
  5. No te dejes abatir, no dejes de luchar. Sigue alertando mucho y a muchos, para que no se permitan caer en los manipuleos de los grupúsculos esos que no faltan para distorsionar las manifestaciones, para reducir los impactos de un pueblo unido.
    Te mando la porción de esperanza que pudieras haber perdido con la realidad que viste, envuelto en un inmenso abrazo. ¡No te dejes abatir! Recupera la esperanza que se te salió del corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin esperanza... ¡nunca!. Abatido no, más bien incómodo de sentirme manipulado.
      Gracias por los ánimos.
      Un abrazo.
      ibso

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo "utópico", es más se pueden cambiar muchas cosas si nos unimos todos, pero nunca desde el sofá.

    Un abrazote de otra utópica, Irma.-

    ResponderEliminar
  7. Sí yo también me desanimo cuando veo tantas banderas y a cada abanderado tirando para sus intereses... los suyos en lugar de los de todos. Somos una nación de naciones sin más certeza común que "algún día moriremos"... Pero -aún- nos queda el derecho a manifestar nuestro descontento, no dejar de llamar a las cosas y las gentes por su nombre... nos queda replantear nuestra vida y enseñar a nuestros niños los verdaderos valores para que sean más libres que nosotros, menos dependientes del mal llamado "estado del bienestar".

    abrazos solidarios :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo nos ira mejor cuando entendamos que el futuro de una raza incumbe a todos y cada uno de sus miembros.
      Un abrazo
      ibso

      Eliminar
  8. todo tarde o temprano se politiza de alguna manera

    ResponderEliminar