viernes, 22 de abril de 2011

Los herederos de la Tierra (V)

Hoy quiero sumarme al día de la Tierra con un cuento sobre nuestra casa, nuestro único hogar, o lo que puede llegar a ser. Hay muchos que piensan que los grandes problemas de la humanidad y de este planeta deben solucionarlo los dirigentes de las naciones poderosas del mundo, los poderes fácticos civiles o religiosos, que la ciencia puede encontrar soluciones, pero esto es un autoengaño para seguir viviendo como si nada pasara, como si fuéramos eternos y nuestros actos no tuvieran consecuencias o se diluyeran en la inmensidad del tiempo y el espacio. Quizás podemos decir (o pensar) que no puede ser tan grave si no aparece en televisión o no nos informan de ello por medios oficiales. Hay otros que confían (egoísta e ingenuamente) que, de pasar algo, no ocurrirá en una vida, pero me temo que los tiempos se acortan más rápido de lo nadie puede imaginar.

Es un cuento reeditado, pero que creo cumple uno de los objetivos de esta celebración: hacer reflexionar.
 La salvación es de color verde

Un condenado a muerte fue soltado en medio de un desierto. Su guardián le dijo antes de partir:


- A poca distancia se encuentra tu salvación - y luego se fue dejándolo sin agua ni comida en aquel infierno abrasador.


En ese lugar no había caminos, no había señales de ningún tipo, solo arena y sol. Pero la esperanza de encontrar su salvación le forzó a caminar y decidió al azar la dirección a tomar.


Después de caminar un trecho su ánimo creció al encontrar una señal tirada en el suelo. Era una flecha que marcaba el camino hacia un oasis, pero de poco le servía ya que no había manera de saber hacia donde apuntaba cuando estaba en pié. Siguió caminando, no había más opciones, pero sus fuerzas comenzaban a flaquear.


Allí, en aquel lugar inhóspito y sin vida, supo que iba a morir. Quizás esta era una macabra pena de muerte a sus crímenes, un alivio para su dormida conciencia.

A lo lejos divisó un árbol. Parecía irreal que aquel ser estuviera vivo, pero al acercarse descubrió el más frondoso y majestuoso árbol que jamás hubiera visto en su vida.

Mareado, sudoroso, sediento y sin fuerzas se desplomó junto al tronco y agradeció la ligera brisa fresca que le proporcionó su sombra.


- ¿Qué buscas aquí? – le preguntó una voz.
Sorprendido se levantó y busco al que le hablaba. Era un anciano que se encontraba sentado al otro lado del tronco. Sus ropas harapientas y sucias, su pelo blanco y desaliñado, flaco y sucio como él.


- Busco la salvación – respondió casi en un susurro.


- ¿Quién te dijo que la buscaras aquí? – repuso el anciano.


- Solo me dijeron que estaba cerca.


El anciano sonrió, le miro a los ojos y le dijo:


- La salvación siempre está cerca, está en todas partes, incluso en este inmenso desierto. Solo tienes que saber que aspecto tiene – y diciendo esto desapareció.


El reo no podía creer las alucinaciones que el sol le estaban provocando, pero aquello ya no importaba demasiado. Volvió a recostarse y cerró los ojos.


- Aquí se está bien – pensó.


Cuentan que al poco tiempo, a los pies de aquel árbol que no podía existir, brotó una simiente abonada con los nutrientes de otro ser vivo. Ahora son dos los majestuosos árboles que pueblan aquel inhóspito desierto, y quizás, algún día, sean los más antiguos de un frondoso bosque.

Safe Creative #1102118474410

También os dejo un precioso video. Dura una hora y media, pero recomiendo buscar un ratito para verlo, no tiene desperdicio. Se titula HOME, Autor: Yann Arthus-Bertrand


Si queréis verlo a toda pantalla (es mucho más impactante), solo tenéis que pinchar aquí:
HOME

12 comentarios:

  1. Es una brillante realidad, tan brillante que puede cegar y muchos no la pueden reconocer. Un fuerte abrazo "manito".

    ResponderEliminar
  2. Es un cuento precioso Ibso, que nos hace pensar, reflexionar, gracias por ponerlo.
    A veces, lo tenemos todo tan cerca... y no somos capaces de verlo!!!
    Gracias por apoyar esta iniciativa hacia nuestra casa, nuestro planeta.
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  3. Hola IBSO. me ha encantado tu acertada y verdaderas palabras, que razón tienes, y me ha encantado el cuento....... con tu permiso me lo llevo,,,,,, siempre pone tu direccion de blog y nombre..... Creo que es muy bueno.

    Gracias Feliz dia de la Tierra. Gracias por ser tu apoyo a este Dia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho tu cuento es para reflexionar, la cercana, el poder que hay en nosotros, los valores equivocados, la distorsión de la perspectiva. Muy interesante
    Te dejo besos

    ResponderEliminar
  5. Un magnífico cuento donde das que pensar y reflexionar. Es cierto, está cerca y a veces nos empeñamos en buscar...no nos damos cuenta.
    Te felicito y doy las gracias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me gusto tu homenaje a la Tierra, un excelente cuento! que nos invita a la reflexion. Gracias ojala nos concienciemos del mal que supone, no cuidar y respetar dicho lugar.
    Un placer el visitarte.

    (Saludos.)

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu amable bienvenida, amigo. Has sido muy amable.

    Estoy encantado de estar de vuelta con todos vosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita Ibso...
    Hacia tiempo que no pasaba por aquí desde aquellos concursos de Paradela...
    Bello cuento para pensar...y un video para concienciarse...
    Recibe un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La vida en la tierra será la vida que le demos los humanos a ella, el único ser vivo tan depredador con lo que le rodea que pareciera que no tiene conciencia de la devastación.

    Un bello cuento que recuerda a las parábolas, y el video conocía que existía pero no lo vi, como tu dices hay que tener un poquito de tiempo para verlo. Ya se que está aqui. Volveré

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Has aportado un bonito grano de arena en el Día de la Tierra, con este cuento, amigo, para meditar.

    Gracias, Ibso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¿Por qué tenemos tendencia a buscar lejos lo que, con toda seguridad, está cerca de nosotros?.

    Interesante cuento que hace reflexionar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Creo que es necesario reeditar textos, pues muchos de los que llegamos después, podríamos perdemos relatos magníficos.
    Un cariño.
    Humberto.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...