miércoles, 20 de abril de 2011

Héroes sin tumbas

Este es mi primer micro-relato, leedlo con indulgencia.

Todos apretujados en aquel enorme congelador. Millones de dólares invertidos y la calefacción falla no una, sino dos veces en una semana. Sabíamos que si no llegaba pronto el repuesto estaríamos todos muertos en pocos días. La temperatura había bajado tanto que tuvimos que ponernos los trajes, lo que hacía penosa y lenta cualquier actividad cotidiana.
...

- ¿Cómo que el Challenger ha explotado?. ¡Y a muerto toda la tripulación!. ¡Qué horror!. Ese fue el trasbordador que nos trajo “aquí”, en su décima misión...
...

- ¡Mierda!. ¡Que frío hace!. Seguro que se ha vuelto a romper la calefacción.

FOTO: La Tierra desde el Apolo 17. Autor: NASA. Banco de imágenes del Instituto Astrofísico de Canarias. http://www.bia.iac.es/imagenes.php?id_cat=3&id=7&img=102

Cómo el relato es bastante triste, os dejo un poquito de música para animar los corazones.



19 comentarios:

  1. Nota para los despistados:
    El transbordador espacial Challenger (designación NASA: OV-099) fue el segundo orbiter del programa del transbordador espacial en entrar en servicio. Su primer vuelo se realizó el 4 de abril de 1983, y completó nueve misiones antes de desintegrarse a los 73 segundos de su lanzamiento en su décima misión, el 28 de enero de 1986, causando la muerte a sus siete tripulantes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ibso: pues quedo esperando, a ver que pasa. Triste lo de los tripulante, tienen una buena tumba en las estrellas.
    Gracias por la cancion de maná, preciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Luz: no hay más, es un ciclo, es como el purgatorio. Están en ninguna parte, con frío eterno, para siempre... sin darse cuenta que han muerto, pero actuando como si estuvieran vivos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Ingenioso texto.

    En el challenger muriò la maestra aquella. No recuerdo el nombre. Que golpe fue.

    Dicen que la càpsula con los tripulantes, tardò como dos minutos en llegar al mar, y que tres tripulantes estaban todavìa vivos. Nunca se aclarò.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Gaucho: la profesora se llamaba Christa McAuliffe. Después del accidente se prohibió la participación de civiles en vuelos posteriores. Gracias por el comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    IBSO

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  7. Para ser el primero ya apuntabas maneras. Me ha gustado mucho (soy una fan de la ciencia ficción). Tu aclaración en los coments corrobora el frío que se te queda en el cuerpo al leer el relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Ibso: entré a visitarte y encontré tu aviso. Ya contarás, estamos en ascuas...
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  9. Vi lo ocurrido por televisión... estaba tomando un´afé en el bar junto a la oficina y pude presenciar en directo el estallido. La reacción de todos fue tremenda... nunca lo olvidaré

    abrazos Ibso, feliz semana

    ResponderEliminar
  10. Ibso, ¿en verdad es tu primer micro? Porque lo manejas de muy buena forma, como los que saben decir mucho con pocas palabras.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  11. Se parece bastante al colapso anunciado para nuestra propia sociedad. Pasaremos calor, aquí el termómetro tiene otras aspiraciones.

    ResponderEliminar
  12. Hola Jose Ramon: ¡Bienvenido a mi casa!. Gracias por este comentario en forma de verso. Pronto te devolveré la visita. Un saludo.

    Siempre es un placer verte por aquí Raticulina. El micro ha salido un poco sombrío e inquietante. La verdad que no fue premeditado. Un abrazo

    Maria Jesús, no entiendo porque no puedes comentar. Si te vuelve a suceder puedes comentar el problema en mi correo: ibso.ibso2@gmail.com, a ver si puedo hacer algo. Un abrazo.

    Hola Albordedelabismo, me alegro que te haya gustado. Un saludo

    Amigo Jabo, te agradezco el interés, pero como puedes ver en el comentario del final de la entrada, era solo una cuestión de “ineditabilidad”. Un abrazo

    Debió ser impactante ese momento MariluzGH. Yo tenía 16 años y no recuerdo haberlo visto en directo. Abrazos y feliz semana para ti también.

    Gracias por esos ánimos Humberto. Te garantizo que es el primero que escribo y salió así. Seguro que puedo mejorar. Un abrazo.

    Espero que esas previsiones no se cumplan nunca Camino, aunque siendo realistas, nosotros y/o nuestros descendientes tenemos un futuro donde habrá que hacer sacrificios y habrá que cambiar de rumbo si queremos sobrevivir como especie. Un abrazo.

    Gracias a tod@s por conversar en el camino.

    ResponderEliminar
  13. Pues para ser el primero has apuntado muy alto, a mi me gustó porque le veo mucha originalidad.
    Y fría me quedo al recordar el suceso, fue una desgracia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. que frio me ha entrado !!!
    en tan poco texto logras transmitir muy bien el triste final de los astronautas.

    Unbesazo

    ResponderEliminar
  15. Ibso, sin indulgencias ni porras, es muy bueno, de verdad. ¡Que frio!, pero de verdad ¡que terror y que angustia!

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola Princesa115: No puedo ni imaginar como pudieron sentirse sus familiares, que seguro vieron el accidente en directo. Pero lo verdaderamente duro debió haber sido no tener unos restos que enterrar, una tumba donde depositar el cadáver y poder rezar o simplemente ir a despedirse. Me alegro que te gustara. Un abrazo.

    ¿Cómo está ese ánimo amiga Anusky?. Espero que mejorando.
    El frío fue un recurso para transmitir, aunque fuera superficialmente, la angustia, el dolor, la impotencia de las familias que no pudieron despedirse de sus seres amados, de los que fueron considerados héroes por su país. Un fuerte abrazo.

    Hola Jose Vte.: ¿De verdad te parece bueno?. Pues muchas gracias.
    A veces he pensado que nuestras pérdidas pueden permanecer en algún lugar, sin poder avanzar, porque nosotros no permitimos que se vayan. Es una reflexión muy dura. Este frío que padecen los difuntos astronautas es, en última instancia, el frío en los corazones que debieron sentir sus familiares al contemplar aquel horroroso accidente en directo. Un abrazo.

    Gracias a los tres por conversar en el camino.
    Ibso.

    ResponderEliminar
  17. No había leído este post y aquí me quedo, Ibso.

    Me has hecho imaginar todos apretujadiiiitos en aquel enorme congelador y gggggggg qué frío he sentido.

    Un beso.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...