domingo, 24 de julio de 2016

Va de RETO

¡Buenas noches!

Perdonenme la pequeña broma del título, solo es un "simplón" juego de palabras para introducir mi primer atrevimiento en este blog: ¡quiero proponerles un reto! Pero... reto literario, que nadie se me asuste.

Los que me han leído alguna vez conocerán mi afición de "novato aprendiz de escritor" y sé que a muchos de ustedes también les apasiona esto de crear con la magia de las palabras. Así que, con el corazón en un puño por no saber cómo va a salir este experimento, les cuento mi proposición:

Se trata de continuar un relato iniciado pero, eso sí, con ciertas condiciones. El relato se titula "LAS SEMILLAS DEL CORAZÓN". Tal vez alguno lo recuerde y para los que no, lo reedito y luego les cuento el resto. 


 

Las semillas del corazón


La señora Dorotea —doña Tea como la llamaban sus vecinos— vivía en una ruinosa cabaña a las afueras del pueblo fronterizo mal nombrado Pejiguera, al norte, en una de las zonas más áridas y sedientas del país. Su difunto esposo, esforzado labrador y curandero de afición, la había dejado hacía unos años con el corazón colmado y un precario sustento.

Cuentan que al poco tiempo del deceso, doña Tea obró su primer prodigio: cultivar en aquel páramo desierto el más primoroso de los jardines.

Sus vecinos, admirados con tal variedad de flores, con la embriagadora fragancia que impregnaba el aire, con el colorido y la belleza de aquellas delicadas plantas, comentaban que solo unas manos milagrosas podían haberlas hecho florecer.

El boca a boca extendió con rapidez la noticia de aquella maravilla, y pronto comenzaron a llegar gentes de todo el país a la pequeña aldea, ávidas de admirar aquel oasis y conocer a tan sublime jardinera.

Y ocurrió que una noche, cuando todos dormían, un forastero sombrío y gris, de riguroso luto, llegó hasta el jardín de doña Tea, se sentó en medio de las flores y comenzó a llorar con el quejido profundo y desgarrador que solo un corazón vacío puede provocar.

Aquel lamento despertó el ligero sueño de doña Tea y, con lágrimas en los ojos, permaneció la anciana en vela el resto de la noche. Al despuntar el alba, compadecida de aquel sufrimiento que le era tan familiar, tomó su única posesión de valor y fue al encuentro del extraño.

—Mi marido, ¡que Dios lo tenga en su gloria! —le dijo arrodillada ante él—, era un hombre bueno y, aunque nunca tuvo estudios, poseía la rara sabiduría del que ama la tierra que lo sustenta y aprecia el tesoro de la gratitud sincera y sin más recompensa. Él me enseñó cómo dar vida incluso a la tierra más ingrata, con dedicación y esfuerzo, con sacrificio y humildad, hasta lograr un vergel como el que tiene ante usted. Él me mostró el valor inmenso de unos ojos agradecidos cuando, con cariño y sensibilidad, con maestría y empatía, curaba una torcedura, un destuerzo, una picadura de víbora o sanaba un mal de ojos, sin cobrar jamás moneda alguna. Conozco su dolor porque fue el mío cuando él murió. Por eso —doña Tea tomó las manos de aquel hombre—, permítame usted que le haga un regalo que le salvará la vida —y depositó tres semillas en ellas—: ¡son mi mayor tesoro, la única herencia que me dejó mi esposo!



Sus ojos, aquellos ojos de niña traviesa que me enamoraron en mi juventud, se fueron apagando entre lágrimas y dolor.

Éramos viejos, demasiado viejos para estar vivos, demasiado viejos para sufrir tanto.

¿Cuántos meses han pasado ya? No lo recuerdo, no quiero recordarlo. Todo lo que tenía: trabajo, casa, familia, se fue, no queda nada, tan solo esta fotografía que evita que olvide su cara y, que sin embargo, clava un puñal en mi pecho cada vez que la miro.

Sus ojos estaban tristes y secos, su mirada perdida, su rostro había envejecido de repente y su pelo, aquella hermosa cabellera azabache de antaño, se torno gris en un parpadeo de la memoria.

Yo la besaba, sacaba fuerzas para continuar porque ella me necesitaba. Pero se apagaba sin poder evitarlo, su vida se apagaba como la llama en el pabilo de una vela sin cera.

¡Nadie debería sufrir tanto! ¿Por qué, Dios misericordioso…? ¿Por qué sufrimos tanto?

La guerra se llevó a mis hijos, se llevó a mis nietos, mis nueras y yernos, y cuando ella murió de pena… también se llevo mi vida.

Yo no estoy vivo, no me siento vivo y, sin embargo, estoy aquí, en otro país, en este jardín de flores donde por primera vez, desde que ella se fue, me he permitido llorar. Y he llorado, he anegado mi alma con las lágrimas durante toda la noche, aferrado a este último recuerdo. Y me he dicho que este sería un buen lugar para ser enterrado.

Pero al alba, de una ruinosa chabola, ha surgido una mujer casi tan anciana como yo y, arrodillándose ante mí, ha enjugado mis lágrimas intentado consolarme. Y ha cogido mis manos, y ha depositado tres semillas en ellas diciéndome: “permítame usted que le haga un regalo que le salvará la vida”. 
ibso

Bueno, hasta aquí llegué. ¿Os gustó? ¿Quieren saber más? Pues les toca a ustedes continuarla, si quieren aceptar el reto y les parece divertido.

Como han comprobado son dos fragmentos que se complementan y que tiene una peculiaridad que no es baladí: ambos terminan en el mismo momento, en el mismo acto, en el mismo espacio y tiempo. ¡Esta es la única condición!. Pueden proponer un nudo más amplio, insertar más personajes, incluso un desenlace de la historia, pero no pueden ir más allá de este momento, el momento en que la anciana Dorotea entrega las semillas al extraño. Por lo tanto, lo que contéis será anterior a este momento pero íntimamente relacionado con él. Cada historia "paralela" irá dando un sentido más profundo a ese acto de generosidad, explicará que son esas semillas, ¿para que sirven?, ¿de donde proceden?, ¿por qué son el mayor tesoro de doña Tea?, ¿por qué le salvaran la vida al extraño?, ¿quién era el marido de doña Tea y cómo consiguió las semillas?, ¿quien es el extraño?, ¿cómo perdió a toda su familia?, ... y todo lo que podáis imaginar.

Puede resultar complicado pero, como dice el refrán: "Divide y vencerás". Creo que lo más fácil sería escribir fragmentos de la historia que luego podríamos unir para crear el relato completo entre todos y publicarlo en nuestros respectivos blogs.

¿Os gusta el reto?

Por ahora no escriban nada, solamente digan si  quieren participar y que cuestión del relato preferirían desvelar (para no repetirnos).


¿Quién se apunta? Les espero.

¡Gracias!
 ibso

1ª Fotografía: de mi autoría. Podéis disponer de ella libremente.
2ª Fotografía: tomada prestada del blog "FOTOARTE Cristina Faleroni". Autor: Alessandro Bergamini

35 comentarios:

  1. Me interesa, me gustan esos juegos, así que, si quieres, cuenta conmigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por ahora somos tu y yo.
      Espero que se anime alguien más.
      ¡Muchas gracias Juan Carlos!

      Eliminar
  2. Un reto muy interesante, ojalá se anime mucha gente.
    Un besin

    ResponderEliminar
  3. Ibso corazón durante este tiempo me he convertido en una vieja terriblemente agotada por motivos que no vienen al caso y solo me restan fuerzas para sobrevivir en soledad y autonomía. Comprenderás que ya no me quede tiempo para pensar en historias por mucho que me agrade tu propuesta. Ademas ando escribiendo las memorias familiares desde el s XIX hasta nuestros días como legado a mis descendientes. Y no acabaré me temo.
    Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo emejota.
      Se que andabas escribiendo esas memorias. Muchos ánimos y que lo acabes a tiempo.
      Un abrazo manita.

      Eliminar
  4. Hola amigo Ibso: Me gustaria mucho poder participar,erpo para mi este es un reto demasiado difícil. Os iré leyendo y si encuentro algún hueco te lo digo vale? Abrazos para tí y familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga.
      Espero que no sea tan difícil. Ya veremos como nos sale. Lo más importante es divertirnos y crear algo en común.
      ¡Gracias por leernos!
      Un abrazo Montserrat.

      Eliminar
  5. Me encanta la idea, cuenta conmigo...
    ¡Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida! Un honor contar con tu inspiración.
      Un abrazote.

      Eliminar
  6. Sara (la de arriba de mi comentario) me ha enviado, la idea es muy tentadora, ya he participado en algún reto parecido, no prometo nada, estoy medio de vacaciones y mas liada que las sandalias de un romano, si puedo te cuento. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Ester! Gracias por pasarte e interesarte en el reto literario que propongo.
      Mi intensión es dejar bastante plazo para escribir los relatos así que si encuentras un huequito para participar sería estupendo.
      Un abrazo.
      P.D.1 Si puedes facilitarme un e_mail sería más fácil coordinarnos. Puedes escribirme a ibso.ibso2@gmail.com
      P.D.2 Tenemos algo en común: ambos nacimos en el mes de las flores.

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    He venido por "mandato" de mi amiga Sara, tu idea me gusta, he visto antes algo parecido y era muy divertido, pero no te prometo participar, estoy bastante liado, aunque lo intentaré si puedo :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Genín!
      Los amigos de mis amigos son mis amigos (esto creo que era una canción o algo así ¡no!).
      Gracias por obedecer ese "mandato" de nuestra amiga común. Te digo lo mismo que a Ester, si encuentras un huequito sería un placer tener tu arte andaluz por este camino utópico.
      Salud y suerte, porque alegría... ¡te sobra chiquillo!

      Eliminar
  8. Hola Ibso, Sara nos convocó a conocerte y seguirte en tu propuesta, me cuesta mucho la ficción, pero voy a tratar de participar, por el lado del origen de las semillas me gusta, espero las instrucciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. Gracias por la intención de participar aunque te cueste la ficción.
      Eres la única que ha elegido una parte: las semillas, y es de las que pueden dar más juego.
      Un abrazo.
      P.D. Me resultaría más fácil comunicarme con vosotr@s vía e_mail. Si no te importa puedes escribirme a ibso.ibso2@gmial.com

      Eliminar
  9. Sigo yo: con su permiso...

    Soy buscador de sueños que se hacen realidad. Esos sueños son realidades de cuyo significado, el hombre no podría vivir sin conocerlo...He llegado hasta aquí atravesando el océano para buscar lo que perdí en mi querida tierra. En esta tierra árida, plena de sed y de hambre, he encontrado este fruto de la naturaleza que fué cultivado por el amor. Con sudor en mi frente cansada tomo mi aliento que se perfuma de recuerdos y alza la mirada hacia el cielo donde perdí a mi amor...

    Me pregunto sobre los sinsabores de la belleza; cuanta gente busca en sus adentros el secreto que vuela como el perfume de estas flores. Llevo en mi cantimplora anís Machaquito de mi tierra que me calma del desaliento y pone el alma en su sitio...pero el dolor sigue y sigue, me persigue con las leguas andadas en esos caminos de Dios buscándome o huyendo; por miedo a mi pérdida o mendigando un corazón como el de mi amor...

    Tenía la felicidad al alcance en sus labios. Me sentía colmado y pleno de vida cuando hacíamos el amor cuando por aquellas noches de verano, las lágrimas de San Lorenzo iluminaban el campo y el cielo envuelto perfúmenes de Jazmines y Damas de Noche; Albahaca y Hierba Buena...Pero mi boca esta seca en la hebriedad de este anís de Rute que tantas penas me quita. Busco un significado a todo lo que sentí en el pasado y por Diós que ahora en este campo de tierra extraña. Arañando en peleas por todo Mexico fuí un loco Español que bebía Anis Machaquito donde había Tequila...Su recuerdo me atormentaba en la imaginación donde despertaba en medio de un callejón abrazado a la nada más absoluta...

    Esta mujer que Dios la bendigue, me ha secado el sudor y las lágrimas. El desierto ha poblado nuestros rostros pero, ella con todo el tacto del mundo me preguntó que qué era lo que persigo porque de esta manera, perderé la vida...La miro con ojos de anis Rute, perfume de sus flores y polvo del camino y le digo:
    - Sé lo que es el amor y lo he sentido profundamente. He amado hasta perder el juicio pero aún así, no encuentro a mi corazón. Cuando ella murió, yo también fallecí y he vagado por este mundo hasta conocer en mi algo tan simple como lo que sentí por ella. He conocido a la peor gente y los peores antros pero, no he conocido a mi corazón que parece inerte por causas extrañas...

    - Aquella anciana me abrazó y un escalofrío me recorrió el cuerpo dicendome con toda ternura: Todo lo que sentiste y parece que has olvidado sin olvidarlo, se llama PUREZA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Buscador.
      ¡Te me adelantaste! Pero no importa, cuando la inspiración llega mejor atarla de una pata para que no escape :)
      Me gusto mucho el relato aunque no se muy bien como podemos encajarlo en la historia final.
      Con tu permiso te envío un e_mail.
      Gracias por participar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Vengo del blog de nuestra buena amiga Sara.
    Un placer visitarte. Bonito reto. Mucha suerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tus deseos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola Ibso, aquí estoy de nuevo. Con la boca pequeña te diré que me ha invitado nuestra común amiga Sara, porque yo hace tiempo que ando algo retirado de este mundo de los blogs y hubiera sido dificil haberme enterado de tu reto.
    En parte me recuerda a aquel "Crónicas de la Muerte Dulde" que tan bien cerraste tú mismo, si bien así de pronto aparenta un reto algo complejo.
    De todas maneras, te digo que cuentes conmigo, iré pensando algo y cuando digas me pongo con el texto. Un fuerte abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanto tiempo amigo José Vte! Se te extrañaba.
      Yo también había dejado el blog durante un tiempo y ahora, ya me ves, con estos líos que solo a mi se ocurren.
      Muchas gracias por participar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Toc toc! Con permiso. Vengo invitado por Sara, para colaborar en tu proyecto, segun ella por mis buenas dotes poniendo palabras. La propuesta es interesante pero compleja, miraré como me puedo incorporar.
    Un saludo, encantado de conocerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas noches, Alfred! Pase, no se quede usted fuera, esta en su casa.
      Por lo poquito que he leído en su blog, va a ser que nuestra amiga común tiene razón en lo de sus buenas dotes poniendo palabras (y escogiendo música).
      Si le es grato puede escribirme a mi correo: ibso.ibos2@gmail.com
      Un saludo y... lo mismo digo.

      Eliminar
  13. He venido a conocer tu blog por Sara, tu buena amiga. Me sorprende gratamente las posibilidades que planteas en tu propuesta, les deseo en hora buena de corazón.

    Saludos y un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Beatriz! Gracias por tus buenos deseos. Si te animas, será grato tener tu sensibilidad poética en este camino.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡Buenos días a tod@s!
    Antes de nada pediros disculpas a tod@s los que han mostrado interés por participar en este reto y yo no haber dado aún las normas para hacerlo. He tenido problemas técnicos que me han impedido acceder al blog.
    Pero el reto sigue adelante y espero que aún estéis interesados.
    Por los cometarios de algunos amigos he comprendido que mi pretensión inicial era un poco complicada, por ello voy a simplificar las normas. A saber:
    1_Escribir un relato (sin límite de extensión) relacionado con el inicio publicado "Las semillas del corazón".
    2_Publicar el mismo día en nuestros respectivos blog, pongamos el 11 de septiembre para tener suficiente tiempo.
    3_Enlazar a un compañero para crear un círculo entre todos los relatos, sin repetir y sin que falte nadie. Para ello es necesario que antes de la fecha de publicación me envíeis vuestro relato.

    Y nada más
    ¡Mil gracias por vuestra participación!
    Un abrazo
    P.d. Disculparme si encontráis errores en este comentario. Estoy escribiendo desde el móvil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo mi email:
      ibso.ibso2@gmail.com

      Eliminar
    2. Ya está aquí la torpe del grupo! ¿como se quienes participan para enlazarlos y como se que no enlazamos varios al mismo?

      Eliminar
    3. Siempre he creído que los "malentendidos" surgen de los "malexplicados". Asi que torpe no es el pregunta sus dudas sino quien se las calla.
      La idea es que antes de la fecha de publicación los participantes me remitan sus textos por e_mail (como has hecho tu). Despues de darle un orden mas o menos coherente os diría a cada uno a quien enlazar (solo un enlace por participante para hacer un circulo cerrado).
      El día 8 publicamos cada uno en nuestro blog la parte que hemos escrito y durante ese día intentamos añadir el enlace al compañero cuando este también publique.
      Cuando todos los texto estén publicados y se haya añadido el enlace del compañero siguiente, cualquier lector podrá empezar la historia en cualquiera de sus partes e irá avanzando por los diferentes blog hasta llegar donde empezó. Los comentarios podrían ser individuales o uno conjunto para toda la historia.

      Puede resultar un poco lío al principio, pero creo que funcionará bien. Además así fomentamos los blog participantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
    4. Perdón, la fecha de publicación es el 11 de septiembre, no el 8.

      Eliminar
    5. Ya me ha quedado claro, a buen explicador cualquiera lo puede comprender.

      Eliminar
    6. Vale, aunque mi verano es muy anárquico, espero llegar a tiempo. Me gusta el reto.

      Eliminar
    7. Seguro que si. Cuento contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Lo he visto en el blog de Ester y vengo interesada a mirar y a seguirte. Besetes.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...