sábado, 29 de agosto de 2015

Este jueves: FANFICTION

Otro jueves más participo en este divertimento literario. En esta ocasión nuestro anfitrión es el Demiurgo, que desde su blog "El Demiurgo de Hurlinghan" nos propone como tema de escritura el mundo del FANFICTION.

Este es mi aporte. Para el reso de relatos de los demás participantes podeis aceder pinchando en el siguiente enlace: "FANTICTION".

¡Espero que os sea ameno! 


Trascurridos varios años desde su renacer en aquel apocalíptico mundo real, Neo seguía teniendo la misma extraña sensación de que algo seguía mal, fuera de lugar;  como si la pastilla roja que le ofreció Morfeo en Matrix no le hubiera despertado del todo y aquella realidad siguiera siendo una invención de las máquinas.

— Tenía conocidos, amigos y familia en Matrix —le comentó a Trinity en la sala de inserción, justo cuando el operador los conectaba—. ¿Me recordarán, ahora que se la verdad?

— No, Neo. Matrix borra la vida de los que conseguimos sacar de la incubadora, borra los recuerdos de todos los que te conocieron. Dentro de Matrix es como si nunca hubieras existido.

Las dudas se acrecentaban en la mente de Neo.

— ¿Recuerdas a otros como yo, otros elegidos?

— ¡Créeme, Neo! No ha habido nadie como tú.

— ¿Y cómo puedes estar tan segura? ¿Y si esta realidad fuera también artificial, fuera fabricada? Piénsalo por un instante, si cuando despertamos a otra consciencia nuestra vida es borrada de la mente de todos los que nos conocieron… ¿cómo podemos estar seguros de nada? Si no hay recuerdo no puede haber historia.

Y entonces ocurrió, de improviso, sin explicación, sin indicios: ante la incrédula mirada de Trinity, Neo se disolvió, desapareció. La sorpresa duraría tan solo un instante. Cuando sus ojos volvieron a parpadear, ya había olvidado a Neo.





Un frío terrible agarrotaba todo su cuerpo. La niebla que llenaba la cabina de criogenización se escapaba por la puerta que se abría lentamente.

— ¡Esta bien! ¡Esta bien! Con calma capitán Oen —escuchó una voz de mujer—. Despertar siempre es doloroso.

Unas poderosas manos robóticas lo sostenían.

— Hemos tenido que despertarlo. Ponía en peligro todo el sistema —le informó el androide.

— No puede sobrevivir con este cuerpo —continuó—. Sus recuerdos serán transferidos a una mente sintética. No tenemos más remedio. En la Odissey no hay alimentos ni agua.

La nave continúo viaje hacia la esperanza. A su máxima velocidad aún tardarían seis mil años en llegar. El resto de los humanos seguirían soñando, completamente congelados.

ibso

Imágen tomada de internet

Y un poquito de música. No tiene nada que ver con el tema, pero he escrito el texto escuchando a Dylan y... por que me gusta, ¡que carajo!




7 comentarios:

  1. Peturbadora e interesante historia. Y coincide con el título, es un camino a la utopía.
    Debo decir que The Matrix, así como las secuelas, está entre mis películas preferidas. Y me fascina Trinity.
    Gracias por participar

    ResponderEliminar
  2. Vaya dos pedazos de textos...el tema de la memoria, de la realidad...mucho en lo que pensar...me ha encantado...
    Besos y abrazos...

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes ibso? ...esas mismas preguntas me las planteé cuando ví la triología de Matrix, como que a un cierto punto ya no sabes qué es real y qué no.
    Excelente texto, felicitaciones ...y siempre es bueno escuchar a Dylan!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Siempre me dejas más inquieta de lo que ya voy caminando hacia mi utopía... porque no sería de las elegidas, por más que me esforzara en serlo. Sería de las primeras en quedar congelada, pero sin posibilidad de reanimarme después. Es un texto muy bien realizado -como todos los tuyos, que ya nos tienes habituados a calidad y no tanto cantidad- porque diluyes el punto que separa a la ficción de la realidad.... lo continúas, como quien llega al horizonte y sigue!! Me encanta esta entrada.
    ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  5. A veces me pregunto si lo que vivimos no es lo que soñamos y lo que soñamos, en realidad, es la vida que vivimos. Nadie nos lo ha explicado, ¿no?
    ¿Dónde está lo real y dónde lo que no es?

    Besos. Nos vemos el jueves, seguro. Igual dónde estemos. Allí nos encontraremos.

    ResponderEliminar
  6. Aunque parezca una idea extravagante, es aterrador solo el pensar que no estamos viviendo bajo las leyes de la naturaleza sino de un tipo de simuladores, que sería la verdad muy deprimente. Muy buena la trama del relato, con una de las películas con la teoría más controversial. Desconocía las canciones, pero déjame decirte que me gustaron muchísimo.
    Beso

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esa magia del olvido. Peor es bueno renacer con las experiencias a cuestas, aunque los demás no nos recordaran…

    Me gusta mucho tu relato, muy original.

    Mil besos.

    ResponderEliminar