lunes, 10 de enero de 2011

Diálogos con: Dios

- No quiero parecer irreverente pero... ¿puedo tutearte?

- Que preguntas tienes, por supuesto, nos conocemos desde que naciste.

- ¡Gracias!. La primera pregunta: ¿porqué no escuchas a los que suplican, a los que te rezan, a los que te adoran?

- Sé que tú no piensas así y sé que haces esta pregunta para que te dé la respuesta que ya conoces.

- Siempre hablando de forma enigmática, pero... ¿cuál es la respuesta?.

- De acuerdo... Yo siempre escucho, es imposible que no lo haga. Y siempre respondo, soy un charlatán que no para de hablar. Pero he de susurrar muy bajito, una vez hable en un tono normal y dejé sordo a medio mundo.

- Estas bromeando, ¿verdad?

- Parte en broma, parte en serio. Te toca decidir cual es cual.

- Siempre igual. Bueno otra pregunta: ¿Te importa que existan personas que no crean en ti?.

- La fe es una cuestión personal mientras que la religión lo es de masas. La fe une a las personas mientras que la religión las separa. El que cree en mí debe recordar que yo di libertad al ser humano y a toda la creación el don de decidir, eso de "el libre albedrío"; así que no importa quien crea o no en mí, lo que cuenta es si creen en ellos y en los demás.

- Me estas diciendo que tu no intervienes en nuestras vidas.

- Lo que estoy diciendo es que cada uno de vosotros es Dios, sois parte de mí. Yo solo os susurro todas las posibilidades y vosotros escogéis.

- Yo pienso que todos creemos que existes, sinó, a qué vendrían tantas preguntas y respuestas a tu alrededor. 
Quién dejó sordo a medio mundo, dejó mudo al otro medio. Es bueno recordar que los derechos de ser persona y ayudar a un pueblo en justicia y libertad, compartir y repartir, tal vez, los aprendimos de él.
Yo sí, creo en ti, por eso creo en mi.

A esto que interviene una tercera y dice:

- Dejé de hablarme a mí misma hace años, tantos como esas preguntas ya nos las dirijo al vacío. No te molestes en contestarme con otra pregunta, ni con sofismas trillados ni con un eco. Voy a ver si soy capaz de encontrarme conmigo misma o con cualquier ser humano capaz de escucharme para que yo le escuche. Amén.

- Todos creen en mì, pero algunos, necesitan negarse a sì mismos

- Ya sé que existes, te he experimentado, y por eso cada vez me enfurece más que tus representantes sean tan viles y cobardes... no te pido que los extermines, pero sí te pido que no sigas hablando a través de ellos; deja que sea el pueblo sencillo quien lo haga con sus actos. 

Ah y una cosa más, si yo no pretendo ofender ni convencer a nadie ¿por qué me insultan igualándome a los pederastas? ¿por qué en "eso" sí somos todos iguales?... no, no me respondas, ya sé la respuesta, es que de vez en cuando me gusta escucharme en voz alta.

- Yo no veo...pero me fio de los ojos que ven...

María
- ¿Qué es para ti Dios?

- Aunque casi siempre no me doy cuenta de su presencia y no logre comprender muchas cosas de su existencia, es aquel que está a mi lado, que me ayuda, que me protege, que me acompaña cada día, aunque no le vea, aunque no me de cuenta de que está conmigo, pero a veces, sin darme cuenta, noto su fuerza, su ayuda y su protección.

- Si tenemos que creer ¿porque nos haces dudar con tus pruebes y tus susurros?

- ...

Nota:


Este es un post abierto. Me explico: todo comentario que se haga del mismo, si se mantiene el formato de diálogo se insertará en el propio post como continuación del mismo. Como se aprecia es un diálogo en el que seguramente todos tendremos algo que aportar. No hay ninguna pretensión a priori, solo es un ejercicio de reflexión que os propongo.


Como no me gusta imponer nada, si el comentario no es en forma de diálogo, tampoco pasa nada, cualquier opinión, sugerencia, punto de vista, etc, siempre es bienvenido.

Foto: Nebulosa de California. Instituto Astrofísico de Canarias.
Autor: Jose Francisco Hernández Cabrera
http://www.bia.iac.es/imagenes.php?id_cat=5&id=33&img=169

14 comentarios:

  1. Yo pienso que todos creemos que existes, sinó, a qué vendrían tantas preguntas y respuestas a tu alrededor.
    Quién dejó sordo a medio mundo, dejó mudo al otro medio. Es bueno recordar que los derechos de ser persona y ayudar a un pueblo en justicia y libertad, compartir y repartir, tal vez, los aprendimos de él.
    Yo sí, creo en ti, por eso creo en mi.

    Saludos Ibso. Me encantó.

    ResponderEliminar
  2. FELICITAT: ¿Alguna vez has tenido la sensación de estar acompañada cuando te encontrabas en la más absoluta de las soledades?. ¿Una sensación que no puedes explicar y sin embargo te hace sentir bien contigo misma y por un instante en paz y armonía con el universo entero?...

    Gracias por participar. Un abrazo, Ibso.

    ResponderEliminar
  3. A esto que interviene una tercera y dice:
    __ Dejé de hablarme a mí misma hace años, tantos como esas preguntas ya nos las dirijo al vacío. No te molestes en contestarme con otra pregunta, ni con sofismas trillados ni con un eco. Voy a ver si soy capaz de encontrarme conmigo misma o con cualquier ser humano capaz de escucharme para que yo le escuche. Amén.

    ResponderEliminar
  4. -"todos creen en mì, pero algunos, necesitan negarse a sì mismos"-

    ResponderEliminar
  5. Ahí estamos todos en el mismo pañuelo. Podría extenderme en este comentario pero confieso que tengo in mente una entrada al respecto. Te adelantaré que todo depende de la estructura mental que cada cual tenga hecha al respecto, influida por su medio, su cultura, su genética y de su forma de proyectar su pensamiento. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ya sé que existes, te he experimentado, y por eso cada vez me enfurece más que tus representantes sean tan viles y cobardes... no te pido que los extermines, pero sí te pido que no sigas hablando a través de ellos; deja que sea el pueblo sencillo quien lo haga con sus actos.

    Ah y una cosa más, si yo no pretendo ofender ni convencer a nadie ¿por qué me insultan igualándome a los pederastas? ¿por qué en "eso" sí somos todos iguales?... no, no me respondas, ya sé la respuesta, es que de vez en cuando me gusta escucharme en voz alta
    -----

    abrazo Ibso, te felicito por la iniciativa :)

    ResponderEliminar
  7. NATÀLIA TÀRRAGO: Te deseo la mayor de las fortunas en esa búsqueda.

    EL GAUCHO SANTILLÁN: Hipocresía y egoísmo abundan en todas partes, pero cuando es dentro de una religión, resultan más llamativos. En mi caso particular te diré que mi fe ha ido creciendo a medida que mi religiosidad disminuía.

    EMEJOTA: Espero con mucho interés esa entrada en tu blog.

    MARILUGH: No creo que haya nadie que pueda “representar” a Dios, ni siquiera a la idea de Dios.

    Gracias por participar y conversar en el camino. Un abrazo a tod@s, Ibso.

    ResponderEliminar
  8. yo no veo...pero me fio de los ojos que ven...

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué es para ti Dios?

    Aunque casi siempre no me doy cuenta de su presencia y no logre comprender muchas cosas de su existencia, es aquel que está a mi lado, que me ayuda, que me protege, que me acompaña cada día, aunque no le vea, aunque no me de cuenta de que está conmigo, pero a veces, sin darme cuenta, noto su fuerza, su ayuda y su protección.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan estos posts que nos haces participativos a todos, espero no haberme perdido ninguno.

    Saludos, ibso.

    ResponderEliminar
  11. ANNA: La réplica a eso de "dichosos los que crean sin haber visto", ¿no?. Un humor irónico nada sutil, el tuyo, jajajaja.

    MARÍA: Creo que en Diálogos con: el poder no participastes, fue el primero de esta serie de ocurrencias mías.

    Gracias a las dos por participar. Un abrazo, Ibso.

    ResponderEliminar
  12. Si tenemos que creer ¿porque nos haces dudar con tus pruebes y tus susurros?

    Gracias por tus letras en mi casa aquí te dejo las mías y sigo tus huellas
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Y debo pedir perdón por la tardanza,pero debes saber que los sabios son gente muy despistada.leñe ahora que lo pienso si yo no soy sabio.

    Creo que las personas debemos de temer algo en la vida unos temerán ofender a Dios otros a Ala etc.etc.

    Vemos con frecuencia esos grandes atentados contra las personas la naturaleza comercios,siempre con individuos que la vida para ellos no tiene valor porque tampoco en nada creen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. 40AÑERA: En mi humilde opinión dudar no es malo. Yo siempre he dudado de todo: de lo que leía, de lo que me enseñaban, de las ideas que trataban de inculcarme. Esto me sirve para ser crítico, para mirar más allá de la apariencia, más allá de las incertidumbres, más allá de los miedos y de las certezas de otros. Con Dios es lo mismo.

    JOSE: Te hago una pregunta: ¿puede alguien ser tan importante, tan sabio o santo o ruin o malvado como para ofender a Dios con sus actos, pensamientos o sus palabras? No lo creo, a Dios no se le puede ofender, sino no sería Dios. La ofensa es una cuestión humana al igual que el don de decidir. No podemos culpar a Dios por los actos de los hombres, porque si Él nos dio el “libre albedrío”, nosotros somos los únicos responsables de lo que hagamos con él, para bien o para mal.

    Gracias a los dos por conversar en el camino, Ibso.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...