viernes, 27 de junio de 2014

Este jueves un relato: ESCENAS DE PLAYA


En mi isla, allá en el norte, aún existen playas agrestes esculpidas en la lava, al pie de acantilados o en refugios de la fatigada costa. Playas con escasa arena o de rocosas sendas. Playas negras que estoicas soportan las embestidas furiosas del oleaje casi perpetuo. Y cuando el mar se atempera, pequeños y mayores bajan a disfrutar del baño en piscinas naturales de aguas mansas, cristalinas y poco profundas; o se atreven a cabalgar las altas ondas que el viento erige como colosos efímeros que mueren raudas en la orilla temeraria.

En mi isla, acá en el sur, al abrigo de los alisios la arena se acomoda en llanuras rubias formando dunas que el mar cercano refresca; o se mezcla con callados en la desembocadura de los barrancos, en domesticados paraísos donde el sílice se torna más oscuro a la sombra de urbanizaciones “a pie de playa”.  


Soy isleño. Pocos han sido los días de mi vida en que no he contemplado, lejano o cercano, el inmenso océano que nos envuelve; y pocos los recuerdos que no posea la reminiscencia, aunque sea efímera, del rumor del mar, el aroma salino o los destellos del sol o la luna sobre el agua tranquila.

“Vete a bañar”, fue su orden cuando la bese por primera vez, tumbados en la arena de Las Canteras, sorprendida y sin saber que hacer. ¡Fue el chapuzón más feliz de mi vida! Catorce años han pasado y seguimos nadando juntos; y ahora con nosotros, nuestra pequeña sirena.
ibso

Más relatos de "escenas playeras" en el blog de San: Y nacimos casualmente

Autor de las fotografias: ibso



18 comentarios:

  1. Una gran playa, por todas partes. Ha de ser delicioso.
    Ojalá vuestros baños (los de los tres) sean siempre felices.

    ResponderEliminar
  2. Lo que pareció un rechazo resultó ser aceptación.
    Y el ambiente resultó propicio.

    ResponderEliminar
  3. Que belleza se percibe en el paisaje tan bien expuesto y en el amor que perdura en el tiempo. Besos para tus sirenas.
    Un abrazo y muchas gracias por llegar.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda alguna esas playas que existen en tu isla deben ser hermosas. Un relato playero muy refrescante, con recuerdos a sal y arena, que ahora disfrutas nuevamente con tus sirenas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Bonitas recuerdos, con beso incluido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Y el mar amadrinando vuestra unión.

    ResponderEliminar
  7. Me encantaron las descripciones, ibso. Me hicieron sentir que estaba ahí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Fuiste a bañar... y el Mar se vino contigo. Precios homenaje a tus claras aguas y oscuras arenas. Tan peculiares, tan únicas, tan tuyas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Hace muchos años, pasé diez días en tu isla que por lo de la playa de Las Canteras, creo que se trata de Las Palmas de Gran Canaria. Me enamoró. Aún recuerdo La Cruz de Tejeda, MasPalomas al sur, el puerto de las nieves al Norte y algunas poblaciones de interior con unas hermosas balconadas de madera. Algún día volveré. A tí te sirvió para robar un beso y conseguir el amor. Me alegro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los destellos de la luna sobre el agua tranquila y ese beso a la orilla del mar... Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Estoy convencida de que la gente que vive cara al mar es más feliz. Y ser isleño, desde luego, imprime caracter. me gustó tu relato. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me gusta Ibso, me gustaría conocer bien tu isla, con diversos mundos en poco espacio. Y esa envidia por tener todos los días el mar a la vista. Además, me ha gustado como has contado esa relación con las playas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Y dices..."soy isleño" para que más explicación. Llevas la sal y el son del mar cosidos a la vida.
    besos

    ResponderEliminar
  14. desde mi punto de vista, esto lo ha escrito una sirena . estoy seguro de ello. si no cómo se puede amar tanto la mar??? cómo se puede escribir así de la mar y del viejo y primer amor?
    medio beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué hermoso relato de la felicidad entre dos playas.

    ResponderEliminar
  16. Coincido con tus comentaristas, qué belleza de texto. No sabría con qué isla quedarme si la del norte volcánica o la de sur con la arena esponjosa. Enhorabuena. Es un relato muy agradable, supongo que la sirena ha contribuido a que la visión de las palabras-imágenes sea aún más hermosa.

    un abrazo

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Ibso, solidarízate si aún no lo has hecho. Asómate.

    ResponderEliminar
  18. Ainssssss.... me ha encantado tu isla del norte, y también tu playa del sur... mi sueño es vivir en una isla, y espero terminar mis días en un lugar así, con el rumor del mar acompañándome y el salitre en mis respirar.

    Un beso ibso!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...