miércoles, 27 de octubre de 2010

Los herederos de La Tierra (I)

DIVIDIR, REPARTIR, POSEER: y los que se queden fuera que se mueran.

(Recomiendo abstenerse de leer esta entrada a todo aquel que no este bien anímicamente o quiera seguir disfrutando de su día sin preocuparse por nada que piense que no le atañe directamente,... y el que advierte no es traidor).



"La Tierra en un principio era plana y su borde un inmenso abismo, más tarde se hizo esférica y al ser humano le entró vértigo".

Si observamos fotografías tomadas desde el espacio de nuestro planeta vemos una gran bola color azul, blanco y ocre flotando el una eterna oscuridad salpicada de puntitos luminosos. Si nos fijamos podemos distinguir continentes, cordilleras, mares, océanos, islas,...pero no diferenciamos bien donde empiezan y acaban las naciones o países, seguramente porque estas limitaciones mayormente no son físicas, no existen en la realidad, existen solo en el mundo ideado de los seres humanos. Nosotros tenemos la necesidad de limitar el espacio con del fin de apropiarnos de él. Las naciones, las comunidades, las provincias, los municipios, el solar donde está nuestra casa o piso; todos son trozos de terreno con dueño y por tanto heredables, con derechos adquiridos a través de los años o siglos. Pero...¿quien repartió y dijo qué pertenecía a quién?

A nadie se le oculta que las fronteras de los países se consiguieron y consiguen hoy día solo a través de un medio: LA GUERRA. Y estas fronteras se mantienen por la FUERZA y la INTIMIDACIÓN. ¿Es que los débiles, los vencidos, los desplazados, los refugiados, los pobres...no tienen derecho a la TIERRA?

En nuestro presente existen muchos ejemplos de desheredados de la tierra: el Pueblo Palestino, el Pueblo Saharaui, la Nación del Nepal,...son unos pocos ejemplos. El SUR es pobre, ha sido esquilmado siglo tras siglo; el NORTE es rico, ha engordado y malgasta, destroza y derrocha.

Los seres humanos se están viendo en la obligación de emigrar, pasar las fronteras ficticias de las naciones e intentar saltar los muros reales del hambre, la pobreza y la marginación. Cuando son ilegales los expulsamos, cuando son legales los miramos con el recelo de quien ve peligrar su trabajo o su bienestar.

Hay un solo MUNDO, hay una sola humanidad. Por encima de ficciones como la nacionalidad, la patria y la bandera, están los seres vivos y con mucha más razón... nuestros PRÓJIMOS.

Foto: Valle de Ucanca. Cabildo de Tenerife. http://www.webtenerife.com/Galeria-multimedia/Fotos/index.htm?Lang=es&ind=7

2 comentarios:

  1. Que buena foto, y que gran verdad.

    El DESEQUILIBRIO.

    Alguna vez, reinarà la justicia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Señor Gaucho por su presencia inestimable por estos lares.

    Las fotos que suelo poner en mi blog son del rincón del mundo donde vivo y del que estoy enamorado: Las Islas Canarias.

    Reflexionar sobre cosas tan hirientes como EL DESEQUILIBRIO como tú, acertadamente, lo llamas, es algo que de ves en cuando debo reflejar. Mi mujer dice que parezco una persona amargada por pensar en estas cosas. Ella me conoce como una persona alegre y optimista pero también sabe que soy reflexivo y sensible.

    Estas son sombras y luces que todos llevamos dentro. Gracias de nuevo por leer mis palabras y comentarlas.

    Y me uno a tu deseo: que pronto dejemos de hablar de esto porque ya no EXISTA esta injusticia.

    Un abrazo, Ibso.

    ResponderEliminar