viernes, 15 de junio de 2012

De magnitudes y escalas

"Si quieres conocer la magnitud de tu tragedia,
mídela con la escala de...
mi indiferencia"
ibso


Un regalo de mi querida Emejota

miércoles, 13 de junio de 2012

Y van dos...

En este día, en el que esta humilde bitácora cumple años, quiero reeditar el prólogo que escribí para presentarlo al mundo y que sigue siendo su razón de ser:


           __P R O L O G O__

Desde que tengo uso de razón, me ronda por mi cabeza ideas, sueños, reflexiones; pensamientos que no se de donde salen, ni a donde pueden conducir mis pasos.

Cuando era pequeño, sentía la necesidad de establecer patrones de conducta para intentar que el pequeño mundo que conocía no cambiara. Por ejemplo: si daba un giro a la derecha mientras caminaba o jugaba, tenía que deshacerlo y volver a girar en sentido contrario. Esto que puede parecer a algún profesional de psiquiatría una patología, no creo que lo sea, ya que solo era un vano intento de no influir en el entorno, no cambiar con mi presencia el orden establecido.

Pero el mundo cambia, se mueve, evoluciona o retrocede, no importa lo que hagamos para intentar controlarlo, solo podemos adaptarnos, soñar con un futuro mejor, y por pedir: con ser felices.

Al que pueda leer estas palabras le diré que compartir con otra persona mis pensamientos no es vanagloria, mas bien es necesidad, pues me siento incapaz, sin ayuda, de responder al reto de la utopía.

La real academia de la lengua española define la utopía como: "Plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación". La utopía que yo os planteo es el cambio hacia un mundo mejor, más justo, más humano, más igual, más...lo que queráis. 

Si hace diez siglos, un visionario le hubiera dicho a un amigo que en el transcurso de su vida se inventaría un artefacto que le permitiría volar, este le habría dicho que estaba loco. Sin embargo, si le hubiera revelado que su descendiente, dentro de 1.000 años, podría volar en ese artefacto, puede que le hubiera contestado: "lo que me cuentas es una utopía, pero quien soy yo para negar tus sueños".

No dejemos de soñar, pues soñando caminamos hacia la utopía.

Fotografía tomada del blog "Imágenes Inolvidables Faleroni". Autor:©Allokendek

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...