viernes, 21 de septiembre de 2012

Este jueves relato: teatro, máscaras y apariencias

EL VALOR DE LA UNIDAD

PARTE I: HELIOS
  1. El Fénix 
  2. Máscaras: el nacimiento de "M.A.D.R.E."



PARTE I: HELIOS 


Capítulo 2º
Mascaras: el nacimiento de "M.A.D.R.E."




 Principio del siglo XXI. En alguna parte de Siberia.



- Estúpidos humanos - sonrió con aquella mueca aprendida de los terrícolas -  Creen que podrán detenerme. Sólo me han obligado a adelantar la fase final.

La nave, enterrada a más de cincuenta metros de la superficie helada, mantenía la vida de un único tripulante: un ctóniciano; seres de inteligencia muy desarrollada y vida extremadamente longeva y, sin embargo, esclavos.

Llevaba mucho tiempo en aquél planeta, extendiendo su tela de araña, influyendo y manipulando el destino de la raza dominante con un fin claro: su destrucción. No era nada personal pero era irremediable.

Pronto, este sería el quinto planeta que habría destruido, siempre de la misma forma, siempre para “alimentar” a sus dueños.

Se levantó, había estado trabajando ininterrumpidamente desde hacía tres días. No necesitaba dormir, pero su parte biológica era delicada y tenía que ejercitarla y alimentarla con asiduidad. Al fin M.A.D.R.E. estaba terminada, configurada y había sido difundida por toda la red planetaria. Pronto el control sería irrevocable.

-         Es hora de recibir a los invitados – masculló irónicamente mientras se acercaba al expositor.

Con un gesto de sus ojos interrumpió el campo de energía que protegía su colección de máscaras. En un extremo estaban todas las que había adquirido en los últimos tres mil quinientos años en aquel planeta que los humanos llamaban Tierra, todas originales.

-         Creo que esta es la idónea para la ocasión – dijo al tiempo que cubría su verdadero rostro con una máscara dorada de la época de Ramsés I. – Siempre me ha maravillado esta necesidad de todas las razas con insipiente inteligencia por cubrir sus rostro, ya sea en vida o tras la muerte. Cómo si nunca estuvieran contentos con su apariencia o quisieran ser algo distinto a lo que son.

Hizo otro gesto y la barrera volvió a conectarse con él dentro. En ese instante se produjo la explosión que estaba esperando y una unidad secreta formada por los soldados mejor entrenados del mundo irrumpió en la sala disparando sin parar.



Safe Creative #1109019965740

 Más relatos en donde Neogeminis

25 comentarios:

  1. Como se puede observar, este relato pertenece a un trabajo más extenso. Si me lo permitís, iré adaptando los siguientes texto a este, siempre que la inspiración y la imaginación me lo permitan.
    Espero que os guste.
    Un abrazo y muchas gracias por todos los comentarios de la entrada anterior, soís muy amables.
    ibso

    ResponderEliminar
  2. Wuuuaaauuuu! Caramba Ibso. Tienes la imaginación mas debordante de esta parte de la globosfera en que me muevo. Genial. De veras.
    Congratulaciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo creas o no la inspiración para este trabajo nació con vosotros, con los concursos de María Jesús y con los comentarios y escritos que he ido leyendo en este mundo de la blogosfera.
      Un abrazote.

      Eliminar
  3. Que bueno.

    Me recordo a Bradbury.

    En serio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no he leído nada de Bradbury, por lo que sé de ese autor, es todo un halago que mi escrito te recordara sus trabajos.
      Un abrazo Sr. Gaucho.

      Eliminar
  4. ¡grande tu imaginación! ¡sigue así que me encanta! te seguiré. Siento
    como si te conociera desde el antes del ahora. Muchos saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa eso con algunos de vosotros, como con nuestra amiga común Sara. Espero ir conociendote un poco más.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Las máscaras unas veces protegen y otras esconden.
    Leeré todo lo que quieras añadir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes cuanto te debo por la inspiración de este trabajo.
      Un abrazote

      Eliminar
  6. Mala suerte, otra vez será la invasión, no contaba con eso.
    Muy original tu relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay invasión ya que no es necesaria. Pronto entenderás porqué.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muy ilustrativa esa frase a propósito de la obsesión por las máscaras "Cómo si nunca estuvieran contentos con su apariencia o quisieran ser algo distinto a lo que son."
    Apariencia y ocultamiento dos de las mayores obsesiones humanas.

    Voy a leer la primera parte, creo recordar que ya la leí, pero lo releeré paa estar al día y seguir las siguientes entregas.

    Un abrazo Ibso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este relato tiene aún mucho oculto, mucho que he imaginado y... que por supuesto seguiré contando; ya que es una diversión sorprenderos y un placer intentar conectar todas las historias hasta dar sentido(s) a ese título.
      Un abrazo José.

      Eliminar
  8. Buen relato. La ciencia ficción no es mi campo, pero me gusta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La ciencia ficción siempre ha sido motiva para inspirar historias que bien reflejan nuestra contradictoria realidad, si bien observada y narrada desde la perspectiva de la eventualidad fantástica.
    Si bien es cierto que la destrucción de nuestra raza pudiese estar prevista desde afuera, creo que es más probable que venga de nosotros mismos!
    =(

    Un abrazo y gracias por sumarte!

    ResponderEliminar
  10. Ibso, lo de 3500 años me ha puesto a calcular y sí señor, tiempos de Ramsés aprox. Te digo que la ciencia ficción me inquieta como tu relato, te digo, jejeje, que yo escribí una novela de romanos, titulada "Quinto" adaptando cada capítulo al tema que salía en los jueves, lo que disfruté y lo que sudé, luego me quedó apañarla un poco y redondear. Ni te cuento lo que me costó adaptarme a un tema: nevera,pero lo hice. !Que lo pases bien! es un buen reto.
    Nos vemos en Siberia o dónde sea. Besito.

    ResponderEliminar
  11. Un relato estupendo de ciencia ficción, te admiro porque nunca pude escribir nada en este tono, ni con esta tendencia.
    Muy cuidados todos los detalles, y un final que no se espera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Es un interesante relato de ciencia ficcion. Sí puede expandirse.
    El final es abierto, no sé si sorpresa, más bien preparado. Muy bien.

    ResponderEliminar
  13. Me has dejado con un "¿Y qué más?" congelado en el rostro. Necesito seguir la historia, así que ya la estás publicando compañero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gran misterio detrás de las máscaras. Ibso, tiene una imaginación fascinate! se me acabó el relato en un tris, que me quedé con ganas de más... eso es el mejor síntoma de un buen relato, me gustó mucho que dejaras así el final.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante tu relato! esperaré nuevas entregas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Esta bien Ibso que puedas adaptar, así la historia la seguiremos, me parece complicado de escribir este género, pero me gusta mucho leerlo y verlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es la primera vez que te leo, y francamente me ha gustado mucho, hubo un tiempo que me volvía loca todo lo relacionado con estos temas, y si además de complicado, tú te adaptas al tema del jueves.....me da que me voy a convertir en fans tuya. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno!! me parece interesante tu propuesta y ver como va creciendo cada jueves, a mi me parece difícil, pero me da que no vas a tener ningún problema...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. Es cierto, tu capacidad para crear nuevos mundos con distintas civilizaciones y formas de vida, es soprendente, te lo aseguro. Te asocio a este tipo de relatos futuristas y más allá de la simple realidad... tu talento para la imaginación es asombrosa. También te leeré las nuevos relatos como una continuación de esta saga.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar