sábado, 29 de octubre de 2011

D A M N A T I


Participación en el concurso de "Paradela" del mes de noviembre.


D A M N A T I 
(el condenado)
1ª parte





Otro amanecer rojo. En este día tan importante, en que ha nacido mi hijo, ¿por qué el destino me castiga con un amanecer rojo, esta aurora que despierta el recuerdo en mi mente e hiela mi alma?.

Hace más de treinta y cinco años desde aquella noche horrible, de aquel alba teñida de sangre, y yo aún no he podido olvidarlo. Muchas veces sigo despertándome en mitad de la noche empapado en sudores fríos y sintiendo sus ojos, tan jóvenes como los míos, observándome desde más allá de la muerte. Siempre la misma pesadilla, siempre la misma pregunta: ¿por qué?.

Observando este crepúsculo carmesí, las imágenes de aquellas horas, que empezaron siendo de diversión para terminar en tragedia, golpean con fuerza mi mente. En mi pueblo natal, Glow River, todos nos conocíamos, con poco más de 300 habitantes era uno de eso lugares donde la vida era apacible y tranquila. Todos los niños esperábamos con ansia aquella noche donde nos atiborrábamos a comer dulces, nos disfrazábamos para hacer travesuras y nos reíamos con los amigos hasta mucho después del toque de queda habitual, con el consentimiento, eso sí, de nuestros padres. Para todos era una gran fiesta.

Aquel año me acompañaba mi hermana pequeña de tan solo tres años, yo tenía ocho, y auque al principio pensé que sería un fastidio cargar con mi hermanita, al final de la noche di gracias a Dios por tenerla a mi lado. Salimos a las seis, justo después que llegarán mis dos grandes amigos: Jeffrey y Camden. Yo iba de Drácula, mi personaje de miedo favorito, mi hermana de calabaza de Jack O'Lantern y mis dos amigos de Freddy Krueger y Jason Voorhees. Éramos una padilla de lo más terrorífica.

Nada más empezar nuestro ritual de tocar puerta a puerta diciendo aquello de “dulce o susto”, nos topamos de frente con el “nuevo”. Aquel chico era de lo más extraño, todos le rehuíamos como a la peste, no sabíamos bien el porqué, pero todos le temíamos. Era flacucho, más bajito que nosotros aunque tenía nuestra edad,  de pelo negro y tez pálida. Había llegado hacía una semana al pueblo con sus padres, no tenía hermanos.

Cuando vimos de que iba disfrazado, todos comenzamos a reir, todos menos mi hermanita.

- Estas tonto! – le grito entre carcajadas Jeffrey – Falta mucho aún para Navidad.

Ethan, que así se llamaba aquel mal nacido, ni siquiera se inmutó ante nuestras burlas. Con decisión caminó tranquilo hasta donde nos encontrábamos, se colocó frente a mí y me miró fijamente. Sus ojos me provocaron el terror más intenso que jamás he sentido. Negros, fríos, sin expresión, parecían pertenecer a un muerto. Luego se acercó a mi oído y susurró unas palabras que me han atormentado desde entonces:

- No olvides mis ojos nunca, pronto volveremos a encontrarnos.

Luego, con un sonrisa, se dirigió a mis amigos y les dijo:

- No riáis tanto, esta noche maldeciréis haberme conocido.

Ethan no sobrevivió a aquella noche: mi padre, el sheriff, lo mató después de que aquel demonio asesinara a mi madre y a cuarenta y dos personas más. Los padres y madres de muchos de los niños que pedían caramelos por las calles. Los padres y madres de mis amigos, de mis vecinos, y de muchos otros, incluyendo a sus propios padres. Aquella noche, Glow River se llenó de los llantos y los gritos de dolor de muchos huérfanos.

(continúa aquí)


Foto de María Jesús del blog "Paradela de Coles"

17 comentarios:

  1. Ohhh ¿y por qué no lo has puesto entero? :(

    me encantan estos relatos :)

    un abrazo y suerte

    ResponderEliminar
  2. sigue, sigue....
    mucha suerte , saludos.

    ResponderEliminar
  3. Un buen relato de terror par celebrar Paradela y Halloween. Me has dejado con ganas de saber el final. Espero que sea pronto.

    Mucha suerte y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. María Jesús: En serio te ha dado miedo???. Te habrás dado cuenta que me gusta experimentar. Este es mi primer relato de este género.

    MariluzGH: por dos razones, la primera porque no me dio tiempo a acabarlo y la segunda porque la segunda parte la incluiré en el proyecto de "adictos". Esta segunda parte se publicará el lunes, si la termino, claro :).

    Reyes: Como le dije a MariluzGH, publicaré la segunda y última parte el lunes.

    Jose Vte.: Pronto será, Dios mediante.

    Un abrazo a tod@s, suerte a los concursantes y gracias por conversar en el camino.
    ibso

    ResponderEliminar
  5. Muy buena idea Inspirarte en esa imagen de Paradela para celebrar con tu texto la noche de los difuntos. Es un relato escalofriante. Nos dejas con ganas de saber qué pasó después.
    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
  6. Misterio y terror unidos hacen de tu relato una buena propuesta para el concurso. Te deseo suerte.

    ResponderEliminar
  7. Un escalofrio me ha recorrido al leerte. Vaya entrada terrorífica...

    Mucha suerte y besos

    ResponderEliminar
  8. que yuyu!!!
    genial manejo de las palabras hasta asustarme ante el ordenador ( menos mal que te he leído de día)
    Suerte
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Se me han puesto los pelos de punta.
    Buen relato de terror.
    Suerte y un saludo

    ResponderEliminar
  10. Aún queda lo mejor, jejeje; aún no os he presentado al condenado. No se si sentiréis pena por él o lo odiareis a muerte, de lo que si estoy seguro es de que no os dejará indiferentes. Hasta mañana... si os atrevéis.
    Un abrazo
    ibso

    ResponderEliminar
  11. Ibso, veo que estas fechas te han inspirado para este buen relato de terror. REconozco que se me han puesto los ojos como platos a medida que iba leyendo, en serio. Me asusto con facilidad.

    Un abrazo y suerte :_)

    ResponderEliminar
  12. Escalofriante, Ibso. Esta aportación al concurso de Paradela, además de ser original por el género que toca, me parece que está muy bien lograda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Tu no sabes lo mucho que a mi me asustan las noches de Halloween, por este tipo de historias... me había hecho las desentendida por no leerlo, jejeje.
    Voy a donde empecé a leer.

    ResponderEliminar
  14. Me dan mucho miedo, me aterran estas historias, jejeje.

    ResponderEliminar
  15. Hola ibso: Te atreves con todo,Eh? pero lo cierto es que te sale muy bién. naural nada forzado, i muy bien narrado. hasta hoy no me he puesto al corriente de las lecturas.
    ha merecido la pena. Muy bién por tu relato. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola Ibso, demasiado lúgubre está tu historia.

    Sólo déjame leer la segunda parte, que por ser un proyecto de Adictos a la Escritura, decidí de una vez leer la primera parte de esta historia para entenderla con cuidado.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar