lunes, 27 de diciembre de 2010

Premonición (IV)

El ardid era evidente, se sentía estafado, engañado como un tonto por su bisabuela, aquella que se llamó igual que su hermana. Pierre había abierto la carta el día indicado con ilusión e ingenuidad, como un niño que abre un regalo después de esperar toda una noche en vela el día de Navidad o Reyes.

- Es una lista de enseñanzas vitales de mis antepasados, ¿qué broma idiota es esta?. Ya me lo advirtió Xisela – pensó con rabia por tener que darle la razón – Que estúpido he sido.

Pierre volvió a leer la carta con detenimiento. Su bisabuela había escrito las instrucciones y el primer fundamento de los tres que tenía, hasta el momento, la lista. Si, eso es, su bisabuela y no su marido Antoine:

“...esta es la última voluntad de mi marido, quería dejar un legado a su familia y a los que habrían de nacer después de su muerte. No encontrando mejor forma que sintetizar en un pequeño párrafo lo más importante que la vida le había enseñado, escribió lo siguiente:

No hay vida sin dolor, no hay existencia sin sufrimiento; pero ambas se extinguen en el camino hacia el amor. No permanezcas parado en el dolor del alma, no te acomodes en el sufrimiento de tu corazón, así solo conseguirás estar muerto antes de que llegue tu momento. No existes para morir sufriendo sino para vivir amando. Renace, pues, de cada avatar, recuerda que la vida siempre da otra oportunidad para volver a amar y que con cada golpe... eres más sabio

Su bisabuela continuaba:

“Me impresionó sobremanera que mi querido Antoine, sufriendo la desgracia de la guerra, soportando el odio que intentaban inculcarle hacia el “enemigo”, padeciendo hambre, dolor, tristeza por tenernos lejos a su mujer y su hija que nunca conoció... pudiera hablarme en sus últimos momentos de AMOR.

Quiso que las siguientes generación escribieran cada una su pequeño párrafo, sus enseñanzas vitales, para que, unidas a la de Antoine, fueran referentes para los que las leyeran en los años sucesivos.”

- Pero en mi familia solo queda Xisela y yo – se dijo Pierre con cierta tristeza y siguió releyendo.

“La carta deberá permanecer cerrada hasta el 20 de abril de 1936, momento en el que el primogénito de la familia la abrirá y leerá a toda la familia sus enseñanzas. Transcurrido un día, que servirá para añadir un nuevo texto, se volverá a guardar en otro sobre donde se escribirá: Abrir por el primogénito el 20 de abril de 1961, y así cada 25 años. Es solamente un juego para darle más emoción y suspense. Doy por supuesto que no se comentará el contenido de la carta con los nuevos miembros de la familia hasta que haya sido abierta en la fecha señalada y se dará a entender que es una carta de mi difunto esposo Antoine, que no ha sido abierta nunca, ni siquiera por mí”.

- Mi bisabuelo Antoine, mi abuelo y mi padre, tres fundamentos vitales escritos para enseñar y guiar a las generaciones futuras. Si que era enrevesada mi bisabuela Xisela – sonrió, aceptando el engaño que le había provocado tanto interés por aquel manuscrito – Debo leer esta carta a mi hermana y entre los dos escribir el siguiente párrafo, aunque no sé si dentro de 25 años habrá alguien nuevo en mi familia que pueda leerlo.

Dejo el escrito dentro de la cajita de madera que lo había contenido y protegido celosamente durante todos aquellos años, junto a la única foto de sus bisabuelos. Se levantó y fue en busca del número de teléfono del hotel de Berlín donde se hospedaba su hermana aquella misma noche. Regresó al escritorio con el itinerario que seguiría Xisela durante las próximas tres semanas, busco la fecha de hoy, el hotel en Alemania Federal, y marcó el número... Su hermana no estaba en su habitación así que dejo recado al recepcionista para que le llamara tan pronto llegara.

- Bueno, tendré que esperar una poco más. Xisela no se lo va a creer.

La cajita de madera y el colgante que llevaba su hermana al cuello, eran los últimos legados de su bisabuela y según las anécdotas que sabía de su antepasada, los había hecho con sus propias manos.

- Es una verdadera preciosidad, mi bisabuela era toda una artista y muy ingeniosa – pensaba mientras contemplaba aquel objeto antiguo que llevaba tanto tiempo deseando poder abrir.

Las maderas de la tapa y de los laterales estaban delicadamente tallados e incluían piedras semipreciosas estratégicamente situadas para resaltar los motivos florales. Tenía un sistema de apertura muy ingenioso, por un lado estaba la llave que le había entregado su padre, por otro una especie de cilindro metálico incrustado justo encima de la cerradura, este cilindro se componía, a su vez, de tres cuerpos, cada uno marcaba el día, el mes y el año respectivamente. Y por último estaba el obturador de la cerradura, un ingenio de relojería, al que se le daba cuerda haciendo girar una ruedecilla metálica y que llevaba funcionado, no sin cierto retrazo, desde que su bisabuela había construido aquella obra de arte y de ingeniería mecánica.

- Solo debes poner una gotita de aceite en este orificio una vez al mes – le había indicado su padre – es primordial que este mecanismo no deje de funcionar. Cada veinticinco años, cuando la caja esté abierta, podrás extraerlo para limpiarlo y hacerle un mantenimiento a fondo.

En efecto, para abrir la caja debía esperar al que obturador abriese el ojo de la cerradura, poner la fecha correcta, introducir la llave y girar una vuelta completa en sentido horario.

- ¿Y si el mecanismo falla y tengo que destruir la caja para sacar su contenido? – le había preguntado Pierre a su padre cuando le explicó como abrirla.

- Tu bisabuela no hubiera querido que la cajita se destruyera – le dijo – además, en el interior existen, ocultos entre la madera, ampollas de cristal con un líquido muy inflamable en contacto con el aire. Si rompes uno solo de esos cilindros, la caja entera, junto con su contenido, arderá. Por eso debes hacer todo lo que esté en tu mano para que este mecanismo siga funcionando.

- No entiendo porque se tomó tantas molestias por esta carta – pensó – Con esta cerradura solo se podía abrir la caja en las fechas señaladas.

Se acercó a la antigüedad para revisar el mecanismo del obturador más a fondo. Este se había retrasado más de quince horas en abrir la cerradura. Al izar la cajita ocurrió algo inesperado: la parte inferior, que incluía las patas, se había despegado del resto.

- Se ha roto – se dijo sorprendido – No creo que esto sea normal – Recordó que cuando giró la llave había sonado un chasquido extraño, como el de un resorte metálico soltándose de sus anclajes.

Dejó a un lado la parte superior y observo el fragmento desprendido. Era totalmente metálico, sin decoración alguna, parecía un doble fondo o...

- Es otra caja... y parece herméticamente cerrada, no hay cerraduras a la vista... ¿qué es esto?

Sus ojos se abrieron tanto que parecía que los globos oculares se le iban a caer. Con la mano temblorosa acercó la lámpara del escritorio hasta colocarla sobre aquella extraña caja metálica.

- No puede ser, esto... esto es imposible.

Como si hubiera tenido una revelación divina, comprendió el verdadero sentido de todo aquel juego, de la carta, de la caja, de la cerradura... Todo era un modo para que aquel objeto metálico se mostrara, en la fecha señala, a su verdadera destinataria: su hermana Xisela.

- Mi padre cometió un terrible error, la caja con la carta está destinada a mi hermana.

En efecto, en la parte superior de aquella especie de arca metálica, antes oculta por el fondo de la cajita de madera, aparecía tallado un bajorrelieve con la forma del medallón que llevaba su hermana colgada al cuello y que había pasado de generación a generación desde su bisabuela.

Alrededor de este, también tallado en el metal, pudo leer la verdadera carta de su bisabuelo Antoine. Narraba la premonición que tuvo antes de morir en el campo de batalla en la 1ª Guerra Mundial. Prevenía de una catástrofe que ocurriría en el futuro. Cuando leyó el lugar y fecha del suceso su corazón dio un vuelco:

- “Chernóbil”, “26 de abril de 1986” – dijo es voz alta.

Pierre consultó el itinerario de su hermana.

- No es posible, estará en la central nuclear de esa ciudad del 25 al 27 – Su cuerpo se estremeció y la cabeza comenzó a darle vueltas – Si el presagió de mi bisabuelo Antoine era cierto, Xisela está en grave peligro.

Intentó nuevamente contactar con su hermana en el hotel. Ahora era primordial avisarla antes de que pasara la frontera hacia Alemania del Este, allí sería mucho más difícil localizarla. Cuando por fin consiguió contactar con el hotel, no pudo creer lo que le decía el recepcionista.

- ¿Cómo que mi hermana no se ha alojado ahí?.

- Lo lamento señor, el grupo de su hermana anuló la reserva esta mañana, parece ser que decidieron cruzar la frontera y continuar el viaje.

- No es posible... ¿por qué?.

- No me dieron ninguna explicación señor, lo lamento.

Pierre no se amilanó.

- Muy bien, no me queda otro remedio que ir personalmente en busca de mi hermana.

Cortó la comunicación con el hotel y marcó el número del aeropuerto. Reservó el primer vuelo hacia Berlín. Preparó una pequeña bolsa de viaje, cogió el cofre metálico y  la caja de madera con la carta y la foto de sus bisabuelos y salió disparado hacia la calle donde ya le esperaba un taxi.

(continuará)

Safe Creative #1010087530696

El relato continúa aquí: Premonición (V)


Foto: María Jesús Paradela. Paradela de Coles

14 comentarios:

  1. Bueno, aunque sea fuera de concurso, este relato continua (espero que no por mucho tiempo).

    Seguiré utilizando las fotos del blog de María Jesús, si a ella no le importa.

    Espero que halláis pasado una feliz Navidad y que disfrutéis del fin de año.

    Un abrazo, Ibso.

    ResponderEliminar
  2. Te deseo, de todo corazón, que estes pasando unas felices fiestas en compañia de los tuyos.

    Un abrazo enorme, con mis mejores deseos para el proximo 2011.

    ResponderEliminar
  3. Sigo prendido con el relato.

    Te deseo un feliz año nuevo!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez me gusta más... me tienes totalmente 'enganchada' al relato.

    La Navidad, con niños pequeños en casa, es una delicia :) y se ha vivido con armonía y amor. Deseo que la vuestra también lo haya sido :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Precioso e interesantísimo.
    Naturalmente que no me importa. Solamente informarte que la foto pertenece a Anuncia (hermana de mi abuela materna) y Javier, su esposo.
    Y las fechas que tu pones son muy, pero que muy bien ajustadas.
    Sigue, por favor.

    ResponderEliminar
  6. Deseo que este año que comienza te regale todas ellas!!!!!!!!!

    Tres cosas irrevocables para la Vida son:Tiempo…Palabras…y Oportunidades

    Tres cosas que no debes negarle a tu Vida son …Serenidad …Honestidad …Y Esperanza …

    Tres cosas que son tu Elección …Tus Sueños …Tu Exito …Y tu Destino …

    Tres joyas que se tienen en la Vida son…Amor …Autoestima …y Verdaderos Amigos …

    Buen año 2011 para ti y tus seres queridos !!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Siempre encandilándonos con tu relato y para nada importa que esté fuera de concurso, el interés que despierta es genuino.
    Ibso que en este nuevo año que se inicia puedas alcanzar tus sueños de la manera más feliz. Que todos los aspectos de tu vida se vean iluminados con esa energía que los hace posibles.
    Te lo deseo de todo corazón. Feliz Año Nuevo!!!

    ResponderEliminar
  8. Ibso me tienes muy intrigada con el relato ,espero ansiosa su desenlace.

    espero que el nuevo año te traiga muchos momentos felices y sueños cumplidos.
    Unbesazo

    ResponderEliminar
  9. CORNELIVS: Lo mismo te deseo amigo. Que la estrella de oriente te guié e ilumine tu camino, que sientas cercano el amor de los que te aman, tu vida se llene de esperanza y tus sueños se vean cumplidos.

    GAUCHO SANTILLAN: Feliz año nuevo para vos también Sr. Santillán. Que el 2011 lo pase usted disfrutando, riendo y gozando de la vida; y que esa pena que lleva en el corazón se aminore, aunque sea un poquito.

    MARILUZGH: Los niños dan sentido a muchas cosas, mi hija pequeña me enseña esto cada día. Sí, es una delicia la Navidad cuando hay niños pequeños. Que esa armonía y amor te dure, como poco, todo el 2011.

    MARIAJESUSPARADELA: Gracias por la información. La verdad es que cuando empecé a escribir este relato no sabía dónde me llevaría la historia, así que ha sido un descubrimiento a medida que lo redactaba. El hecho de que se esté alargando es por que he tenido mucho tiempo para pensar en él (tres meses) y ahora no puedo dejar de contar lo que he imaginado. Solo deseo que no resulte aburrido. Te deseo un año nuevo feliz en tu paraíso de Paradela, disfrutando, más si cabe, de tu familia y amigos.

    EMEJOTA: ¡Pedazo cochazo que te regalo tu hijo!. Conduce con cuidado y disfrútalo como una enana. Feliz año nuevo.

    ABUELA CIBER: Sin palabras me deja tus deseos para el nuevo año. Solo decirte que todo lo que deseas para los demás te sea devuelto a ti y a tus seres queridos con intereses. Que seas feliz en el año entrante.

    CARMEN ROSA: Que esa energía una corazones a trabes de mares y océanos, a trabes de valles y montañas. Que al año nuevo sea feliz para ti y los tuyos.

    ANUSKY66: Nunca pensé que un escrito mío pudiera ser intrigante, es verdad que tampoco he escrito demasiados (solo dos y medio con este, jeje). Que el año 2011 te traiga más sonrisas si cabe, más esperanzas y más sueños felices. Que tu vida este llena de luz y tu corazón de júbilo.

    Gracias a tod@s por conversar en el camino y felicidades.

    ResponderEliminar
  10. Ibso...he podido leer con calma tu relato y sigue la intriga...me ha gustado mucho.
    Me llevo las palabras que me ayudan...El párrafo que has coloreado..."No hay vida sin dolor.....
    Te deseo que seas feliz no solo en estas fechas sino siempre...

    ResponderEliminar
  11. Mira que dejarnos intrigados hasta el año que viene... pero te lo vamos a perdonar, porque queremos saber como continúa esta historia de misterios.

    Así que te espero en Berlín, ¿vale?

    Un abrazo y que tengas un Feliz Año 2011 lleno de misterios e intrigas :-)

    ResponderEliminar
  12. Ibso, ahora no estoy por el relato, lo leeré, pero paso a dejarte un beso de feliz año!!!!

    ResponderEliminar
  13. Ibso, quería darte la gracias por colocar la luz de la vela en tu blog, ojalá y que se cumplan todos tus deseos y utopías en este año que ha empezado.

    Yo también tengo muchas ganas de saber como termina la historia.

    Un abrazo y feliz año 2011

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...